Anecdotas - Comercio Colegial

Existen muchas anécdotas y/o experiencias que uno va teniendo en el transcurso de su vida... voy a dar comienzo a algunas de las que recuerdo de la vida colegial y universitaria aunque porque no también incluir algunas de mi paso por la escuela.

Antes de comenzar, que significa anécdota: "Relato breve de un suceso curioso o divertido". A esto es lo que me refiero.

Comercio en el Colegio

En este punto, tengo que decir que lo que se de comerciar lo aprendí desde muy pequeño de mi abuelo materno, su nombre era "Fermin", a propósito, este nombre no lo he vuelto a escuchar mucho, al menos no he tenido la suerte de conversar con alguien que se llame así. Se me vienen a la memoria las conversaciones en el porche de mi casa, hablábamos de los oficios que en su momento llegó a desempeñar, fue desde bombero hasta panadero, pasando obviamente por comerciante, empleo que incluso lo ayudé a desempeñar en sus últimos días.

Bueno ahora si, a lo que iba... siempre fui un muchacho ahorrativo, lo que me gustaba y quería, ahorraba tanto de lo que mis padres me daban diariamente para el colegio como por cualquier "sucre" (moneda que en ese tiempo era la circulante en Ecuador) que me caía. Pero si quería acelerar el proceso entonces tenia que hacer negocios... en ese momento fue cuando me asocié a mi abuelo, el vivía con mi tía Mariana y tenia una tienda en su casa. Que linda relación que teníamos con Fermin! Creo que yo era su nieto favorito... a lo mejor porque fui el primero.


Los chupetes eran los más vendidos.
También las gelatinas tenían buena salida.

Decidí que la venta de caramelos, chupetes, chocolates, golosinas en general en el colegio me dejaría alguna utilidad. Esta actividad era prohibida en la institución educativa pero bueno, dije... porque no. Con mi abuelito, nos íbamos a la bahía a comprar a buen precio los dulces, nos aprovisionabamos para la semana completa. Como mis calificaciones nunca bajaban entonces mis padres nunca se opusieron a esta actividad. Diariamente vendia y al fin de semana sacábamos las ganancias para mi y mi abuelito.


Recuerdo que gracias a estas ventas, compré algunos de mis antojos del momento... que bueno que es recordar este tipo de anécdotas. Voy a continuar con esta serie de posts a fin de que conozcan un poco más de mi historia.


BVF

Comentarios

Karina Fuentes ha dicho que…
Saludos Borys, que nostalgia escuchar esa anécdota, me haces recordar algunas mias cuando hacía rifas entre mis amigos para obtener algún dinerito extra, así pude comprar en 6to año los zapatos para el dia de mi graducacion. Que tengas buen fin de semana.
Adicta ha dicho que…
Me encanta conocer mas de ti y agradezco a Fermin, se nota q no solo te esenio a ser buen comerciante, si no q te animo a seguir tus ideas, te apoyo, te dio amor y ayudo aque seas hoy el hombre que eres.

Entradas populares de este blog

Prestamos al chulco

Bebidas Energizantes

Seré Papá