Deporte, economía y consumismo


Desde mis primeros años en la escuela, he hecho deporte. Recuerdo cuando por la mañana antes de clases, jugábamos fútbol en la escuela, que partidos aquellos. Durante este periodo, mi Tío Vicente, vivía con nosotros y le gustaba bastante el atletismo; trotar largas distancias, más que correr muy rápido. Los fines de semana, mi hermano Alan y Yo, lo acompañábamos en sus salidas, y vaya que las disfrutábamos.

Ya en el colegio; el fútbol también estuvo presente así como el "Handball", deporte en el cual golpeábamos con la mano una pelota de tenis, ya sea contra una pared o contra el equipo contrario; esto siempre, luego de la jornada estudiantil. En el barrio, jugamos épicos partidos de fútbol en la calle; sí lo leyeron bien, en la calle. Ya sea con sol o con lluvia, de día o de noche, el deporte nos unió al grupo de chiquillos de los alrededores y que hasta ahora mantenemos el contacto y la amistad. También recuerdo haber practicado judo.

Durante mi etapa universitaria y temprana época laboral, me aleje de la actividad física, estuve concentrado estudiando y/o trabajando; con esporádicas sesiones de ejercicio. No es sino hasta hace unos 10 años que me pongo en movimiento nuevamente y comienzo a asistir al gimnasio. 

No quiero alargar más la introducción y en su lugar quiero ir al tema central del post; el cual es:  lo caro que resulta en nuestros días la practica de uno o varios deportes. Todo el prólogo fue para contarles, lo descomplicado que era en aquellos tiempos el jugar fútbol o salir a correr, solo te ponías tus zapatos, una camiseta, pantaloneta y listo.

Hoy en día,  para salir a correr, debes tener un par de zapatos diseñado específicamente para esta actividad, una camiseta con telas que reduzcan la sensación de calor, lo que está de moda ahora es el uso de licras ya no el short o pantaloneta, medias con materiales ligeros, un reloj con GPS y sensor de latidos del corazón, reproductor de música, etc, etc, etc. Si sumas el valor monetario de lo que usas para salir a correr, como mínimo llevas encima algunos cientos de dolares. 

Creo que un factor importante en la ecuación, que da como resultado el uso de todos estos "accesorios" para el entrenamiento, es sin duda alguna el "marketing". 

Gracias a esta disciplina, que se encarga del estudio de los mercados y de los consumidores; es que para, sudar un rato y quemar algo de calorías debemos usar tal o cual ítem. Como ejemplo está el atletismo, pero esto se da para todos los deportes en general.

A medida que la sociedad del consumismo, es cada vez mayor, sentimos la necesidad de adquirir y usar, tal o cual prenda, muchas veces por apariencias más que por el beneficio que te pueda ofrecer.

Que muchos de estos artículos te ayudan; claro que si, no cabe duda de ello, pero qué buenos tiempos aquellos, cuando solo necesitabas las ganas de entrenar y hacerlo, para estar en forma, sin que importe mucho lo que usaras.

BVF

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bebidas Energizantes

Prestamos al chulco

Seré Papá